El inglés es el futuro. Son muchos los padres que siempre soñaron con dominar esta lengua pero ahora pueden hacerle ese favor a sus hijos, porque si toman contacto con el inglés desde que son muy pequeños, pueden terminar dominando el idioma como si fueran nativos. ¡Descúbrelo!

¿Apuntar a los hijos a clases de inglés o buscar un cole bilingüe? ¡Mejor lo segundo!

Cuando los niños son muy pequeños, son como una esponja. Es decir, absorben muy bien los conocimientos y eso se nota a la hora cuando son mayores, porque tienen un nivel mucho más alto.

Lo mismo ocurre con el inglés. Normalmente, los niños que nacen en comunidades autónomas donde se hablan dos idiomas cooficiales, acaban hablando los dos de manera nativa y sin ningún problema de comprensión.

¿Por qué no conseguimos hacer lo mismo con el inglés? Si tenemos en cuenta todas las salidas que le puede proporcionar a nivel internacional en el día de mañana, se vuelve totalmente imprescindible que los pequeños tomen contacto con el inglés lo antes posible, al igual que hacen con los demás idiomas.

Cuando un niño nace en una comunidad autónoma donde se hablan dos idiomas, tendrá a familiares, amigos o a profesores que le hablen en uno y en otro. Esto hará que consigan hablar los dos con total fluidez.

Por ello es por lo que es tan importante hacer lo mismo con otros idiomas que puedan ser vitales para los niños, ya desde etapas muy tempranas como la guardería o el jardín de infancia.

Las mejores edades para empezar, desde los 2-3 años

Los niños desde que nacen toman contacto con el español u otras lenguas cooficiales como pueden ser el catalán o el gallego. Por eso es importante hacer lo mismo con el inglés, porque desde pequeños son como una esponja y pueden absorberlo y terminar dominando el inglés cuando sean mayores.

Pero para conseguirlo de manera más fácil, es importante empezar cuanto antes. Es decir, introducir a los niños en clases de inglés desde los 2-3 años. Una edad fantástica para que empiecen a entrar en contacto con esta lengua.

¿Mejor en colegio o en clases particulares?

Siempre es mejor que la educación en inglés empiece ya en el colegio. De esta forma el niño tendrá un contacto más completo y real con el inglés, dado que será a diario y no solo formará parte de su vida de forma esporádica.

Por ello es por lo que es tan importante apuntar a los niños, desde que son muy pequeños, a un colegio donde se imparten clases de inglés y se tenga un buen nivel por medio de profesores nativos.

Es una iniciativa que sin duda le puede cambiar la vida a los peques, porque podrá defenderse mejor en su futuro, trabajar en cualquier país del mundo, viajar con completa normalidad, etc. Es la mejor manera de asegurarle un buen porvenir.

Y tú, ¿cuál crees que es la mejor edad para que los niños empiecen a estudiar inglés y de qué forma? ¡Recuerda que en nuestro colegio privado lo impartimos!