Llevar uniforme en el colegio tiene muchas más ventajas que desventajas. Es uno de los tantos motivos por los que cada vez más familias eligen los colegios privados. Pero, ¿conoces las ventajas? ¡Te las presentamos!

Beneficios de llevar uniforme al colegio

Entre sus principales ventajas, destacamos:

  • Aumenta el sentido de pertenencia al centro escolar: uno de los principales motivos para elegir el uniforme, es porque aumenta el sentido de pertenencia del alumno con el colegio en cuestión. Esto es debido a que el uniforme es exclusivo del colegio y lleva su logo, lo que hace que aumente ese sentimiento de unión con el centro.
  • Mejora el rendimiento de los alumnos: dado que la ropa no será uno de los temas de los que preocuparse, esto hace que los alumnos puedan centrarse más en estudiar y en trabajar. Esto es debido a que no surgirá ningún tipo de envidia ni distracción, dado que cada día no habrá ropa diferente, sino que siempre será la misma y para todos los alumnos.
  • Supone un importante ahorro económico en ropa: normalmente, el uniforme de la escuela es una de las mejores inversiones y para muchos años. Pero lo mejor, es que puede suponer un importante ahorro para las familias, dado que con un par de uniformes será más que suficiente. De esta forma, las familias no tendrán que comprar mucha ropa para los niños y tampoco necesitarán un armario tan grande.
  • Se fomenta la igualdad entre todos los alumnos: otro de los principales beneficios de que todos los alumnos vistan igual, es que se apuesta por la igualdad. Es decir, dejan claro que todos los alumnos son iguales, por eso visten de la misma manera. Es uno de los principios fundamentales que se trata de conseguir.
  • Evita las complicaciones de no saber qué ropa llevar cada día: lo cierto es que esto puede suponer una importante problemática para los padres y para los propios niños. El hecho de no saber qué ropa llevar cada día, cómo combinar, qué prenda ya queda pequeña o cuál hay que planchar, puede causar alguna que otra discusión. Gracias al uso del uniforme ya no hay que lidiar con esta situación tan repetitiva y molesta.
  • Hay un mejor control de la vestimenta de los alumnos: normalmente, los centros escolares tienen unas normas en cuanto a la vestimenta de los niños. Claro que, para asegurar que se cumpla, hay que realizar un control diario. Sin embargo, si directamente utilizan uniformes no es necesario hacer un control de ningún tipo, porque siempre irán iguales. Sin sorpresas ni excepciones.
  • Aumenta la autoestima: está demostrado que también puede aumentar la autoestima en los niños que tienen más complejos, dado que verán que son iguales a sus compañeros y que nadie se viste mejor que él.

Lo cierto, es que a menudo no nos paramos a pensar en todos los beneficios que supone llevar uniforme. Evita complicaciones innecesarias, es más rápido y sobre todo supone un importante ahorro de dinero al año.

Y a ti, ¿qué te parece lo más importante de llevar uniforme en el colegio?