No todos los niños encuentran la motivación necesaria para acudir a las clases contentos y con ganas de aprender. Si bien es cierto que cada niño es diferente, pero es importante que los profesores sepan motivarlos, para que estén atentos, concentrados y las clases se pasen mucho más deprisa.

Si quieres que tus hijos vayan más motivados a las clases y aprendan más, los siguientes consejos te serán de gran ayuda.

Niños y más motivación por las clases; ¿es posible?

  • Busca un buen colegio: una de las primeras claves para conseguir que tu hijo se sienta más motivado por ir al colegio, es buscando precisamente una buena escuela. Como sabrás, hay muchos colegios diferentes y la educación de tu hijo depende en buena medida de tu elección. Un buen colegio con clases en grupos reducidos y profesores entregados que se paran con cada alumno, puede ser vital para captar su atención y su motivación.
  • La importancia de la comunicación: hablar con los niños para saber si existe algún problema o si algo le preocupa es clave para conseguir que esté bien y que tenga motivación y ganas por ir a la escuela. Si le ocurre algo y no lo transmite, puede que vaya arrastrando el problema y no quiera ir a clase por ese motivo. Trata de hablar siempre con tu hijo para saber que todo va bien.
  • Muéstrale que la escuela es importante: hay padres a los que se iluminan los ojos cuando le cuentan a sus hijos lo importante que es ir al colegio, atender, escuchar a los profesores, hacer los deberes, estudiar, etc. Todo eso les puede cambiar la vida a los más pequeños, dado que cuanto más se esfuercen en esta etapa mayores éxitos tendrán el día de mañana.
  • Muestra una actividad positiva frente a la escuela: ir a la escuela debe ser algo divertido para toda la familia. La motivación debe empezar desde el momento en el que se sienta en la mesa para desayunar por las mañana y lo dejas en la puerta del colegio. Si le transmites una actitud positiva por ir al colegio, verás que es contagioso y tu hijo estará más feliz al ir.
  • Apúntalo a actividades extraescolares: lo cierto es que las actividades extraescolares pueden ser muy beneficiosas para los niños. Le pueden ayudar no solo a adquirir nuevos conocimientos, sino también a hacer nuevos amigos, algo que sabemos que puede resultar más complicado para los niños tímidos o que llegan al colegio más tarde que otros alumnos. Al apuntarlo, su integración con los demás niños mejorará y tendrá más ganas de ir a clase.

Al seguir estos consejos verás que poco a poco la idea que tu hijo tiene sobre el cole va cambiando y se mostrará más feliz y más contento cada vez que lo dejes en la puerta. Con amiguitos y con metas todo es más sencillo.

Recuerda, que un buen colegio puede hacer mucho por él y cambiarle la vida. Todo ello gracias a los buenos profesores, buenas compañías y un contenido impartido en las clases de gran interés.